Nueva derrota de Caster Semenya en los tribunales: el Supremo de Suiza desestimó este martes la apelación de la atleta sudafricana, de 29 años y doble campeona olímpica en los 800 metros (2012, 2016), en su conflicto con la World Athletics (antigua IAAF) contra la restricción de los niveles de testosterona para corredoras femeninas en pruebas entre los 400 m y la milla.

Semenya, hiperandrógena, seguirá pues, sin luz verde para competir en ‘su’ prueba si no se medica para reducir su elevado nivel natural de testosterona: en abril 2018, cuando comenzó su enfrentamiento con la IAAF, ésta anunció la entrada en vigor de una nueva norma en 2019 que obligaba a las mediofondistas “con disfunciones en su desarrollo sexual (DSD)” a mantener su nivel de testosterona por debajo de los 5 nmol/l para poder tomar parte en carreras oficiales.

La World Athletics argumenta que atletas con DSD cuentan con ventaja sobre sus rivales en las pruebas citadas, e insiste en su “defensa de la igualdad de derechos y oportunidades para todas las mujeres y niñas en nuestro deporte ahora y en el futuro”.

Como antes el Tribunal de Arbitraje Deportivo, el Tribunal Supremo de Suiza ha dado la razón al organismo presidido por Sir Sebastian Coe: “La justicia en el deporte es una preocupación legítima y forma un principio central de la competición deportiva. Es uno de los pilares en los que se basa la competición”, alega.

Caster, cuya esposa Violet Raseboya está esperando un hijo, no podrá luchar en Tokio por su tercer oro olímpico en los 800 m. salvo sometiéndose al reglamento.

En marzo pasado la también triple campeona del mundo en los 800 m (2009, 2001, 2017) dijo que quería correr los 200 m en los Juegos, distancia para la que no hace falta medicarse. Para clasificarse, necesita un crono de 22”80; su mejor marca conocida es de 24”26.

Semenya, que está entrenando con los chicos del Masai Athletics Club, se ha mostrado “muy decepcionada” por la decisión del Tribunal Supremo de Suiza, insistiendo en que “me niego a que la World Athletics me medique o me impida ser lo que soy”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

The @masai_ac Gurash #onenational #oneteam #onedream #onegoal#onegear #masaiproject #masibluerebbels @castersemenyatraininggroup 📸 @koketsomogapilj

Una publicación compartida de Caster Semenya (@castersemenya800m) el


“Excluyendo a atletas femeninas o poniendo en peligro nuestra salud solo por nuestras habilidades naturales deja a la World Athletics en el lado equivocado de la Historia. Seguiré luchando por los derechos humanos de las atletas femeninas dentro y fuera del tartán hasta que podamos correr todas libremente tal y como nacimos”, agregó.

“Sé qué es lo correcto y haré todo lo que esté en mis manos para proteger los derechos humanos fundamentales”, insistió.

Cofundado por la propia Caster, el Masai Athletics Club lleva a cabo un importante trabajo de base, especialmente con las niñas.

FOTO: CAPTURA @castersemenya800m