Julia Dohle ha tenido que retirarse del fútbol con solo 19 años, justo cuando se había ganado la titularidad en la portería de la selección Sub 20 de Estados Unidos y soñaba con hacer un gran papel en el Mundial de la categoría que se disputará en 2021.

La prometedora cancerbera de Penn State, nacida en Scarsdale (NY), campeona CONCACAF Sub-17 con Estados Unidos en 2018 y que estaba llamada a dar el salto a la #USWNT absoluta en un futuro cercano, sufre una rara enfermedad cardíaca y ha anunciado su “jubilación medica” a través de su Instagramdespués de haber sido operada del corazón.

El texto de su post, que incluye fotografías de su por desgracia corta carrera bajo palos, ha calado hondo por cómo describe su intensa relación con un deporte en el que las chicas y las mujeres cada vez despuntan más.

Ésta es su carta abierta al fútbol:

“Al hermoso juego (del balompié). Nadie sabrá nunca lo grande que ha sido el impacto que has tenido en mi vida. Desde el día en que comencé a andar hasta los minutos finales de mi último partido, nunca dejaste de dibujar una sonrisa en mi rostro”.

“Al margen de la alegría y pasión que sentí cuando estaba en el campo me enseñaste lecciones de por vida, me proporcionaste experiencias increíbles, me permitiste viajar por el mundo y, lo más importante, me permitiste conocer a algunos de mis amigos y familia de por vida… Gracias por ser mi segundo hogar. No estaría donde estoy ni sería lo que soy sin ti”.

“Dicho esto, aún no sé hacia dónde ir a partir de ahora. Los últimos meses han sido los más duros de mi vida y aún no lo tengo todo asumido. Hace poco me diagnosticaron una enfermedad muy grave y rara que me obliga a dejar el fútbol. Nunca imaginé que escribiría esto, especialmente porque sentía que aún tenía tanto que dar… Aunque esté llena de tristeza, dolor y confusión también estoy agradecida por poder estar aquí hoy”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

10-18-2020 💔 To the beautiful game, No one will ever know the impact that you have had on my life. From the day that I could first walk to the final minutes of my last game, you never failed to put a smile on my face. Apart from the joy and passion that I felt when I was on that field, you taught me lifelong lessons, gave me some of the most incredible experiences, allowed me to travel the world and most importantly – you introduced me to some of my lifelong friends and family… Thank you for being my second home. I would not be where I am or who I am without you 🤍 That being said, I still have no idea where to go from here. The last couple of months have been the hardest of my life and I still cannot fully wrap my head around it all. I was recently diagnosed with a very serious and rare heart condition and have to medically retire from the game of soccer because of it. Never did I ever think that I would be saying those words, especially because I felt that I had so much more to give… Even though I am filled with sadness, pain and confusion about it all, I am also grateful and very lucky to still be here today. Thank you to all of the doctors, nurses, trainers etc. that have been so incredibly supportive and helpful during these hard times and to those who continued to send their love and prayers. I may not be able to fully understand why this is happening, but I do believe that everything happens for a reason🤞 -Jules p.s. Surgery was a success and recovery is going well. Thank you for everyone’s notes and prayers. They mean the world to me.

Una publicación compartida de julia dohle (@julia.dohle) el


“Gracias a todos los doctores, enfermeras, entrenadores, etc. que me han apoyado y ayudado tanto en estos tiempos tan duros y a aquellos que rezaron por mí. Quizá no sea capaz de entender del todo qué está pasando, pero sí creo que todo pasa por algún motivo”.

“P.D. La operación ha sido un éxito y la recuperación va bien. Gracias por vuestros mensajes y rezos. Significan mucho para mí”.

Julia Dohle, a la izquierda, tras proclamarse campeona CONCACAF Sub 17 con Estados Unidos. FOTO: CAPTURA @julia.dohle / @uswnt