La hermosa amistad entre Carson Pickett, jugadora de las Orlando Pride de la NWSL, y el pequeño Josep Tidd quedó finalista en la categoría de Mejor Momento de los FIFA The Best de 2019 por profunda y ejemplar: la futbolista y el chavalín están unidos por la falta de una mano y un antebrazo izquierdos y por un choque de muñones en junio que ha pasado a ser una de las imágenes más virales de la historia del fútbol.

Gracias a Carson, Joseph ha dejado de ser un niño retraído. Y gracias a Joseph, Carson ha enterrado las lágrimas vertidas y los malos momentos vividos en el pasado, cuando escondía su brazo y maldecía su condición de diferente a los demás.

“Eres una superheroína. No estoy solo. Porque te tengo a ti. Gracias por defender a los que son definidos como diferentes”, reza una parte de la carta abierta a la Pickett de parte de Joseph y que una voz infantil lee en voz alta.

“Gracias por dejar que tu desafío te impidiera vivir tus sueños, porque un (solo) brazo puede tocar las estrella. Gracias por el amor que nos has dado y por empoderar a mamá y papá”, concluye la misiva, todo un homenaje a una futbolista SOLIDARIA, con mayúsculas, desde el Twitter oficial de @FIFAWWC.

CAPTURA @FIFATV