Liderado por Mónica Baztán, un grupo de socias y voluntarias cubrirá un medio maratón por la igualdad de género.

Kenia es cuna de grandes atletas de media y larga distancia, y asimismo el país en el que todavía muchas niñas cubren distancias maratonianas para escapar de la mutilación genital (MGF), corriendo desde sus poblados hasta las escuelas o ‘hogares’ Eselenkei en que están a salvo, también, de los matrimonios forzosos (MF).

Para dar visibilidad y combatir ambas formas extremas de violencia de género, asimismo presentes en otros lugares de África y del mundo, la ONG española Wanawake llevará a cabo entre los próximos días 6 y 12 una serie de actividades con el deporte como herramienta de cambio social y como altavoz de su lucha contra la violación de los derechos humanos más básicos de las pequeñas.

Liderada por Mónica Baztán Zamora, cofundadora y directora de Wanawake (‘mujer’ en suahili), una expedición de socias y voluntarias desplazada desde Madrid replicará además el 13-D una de esas carreras por la supervivencia, que llegan a constar de 42 kilómetros sabana a través y que en esta ocasión será en forma de medio maratón (21,5 kms.), afrontado junto a un grupo de chicas y familiares de éstas.

La carrera, que transcurrirá en el entorno de la Reserva Natural de Masai Mara (provincia de Narok), está destinada a fomentar la igualdad de género y se llevará a cabo justo el día en que 50 niñas masái se gradúen frente a sus padres y las autoridades locales tras una semana de formación y educación para combatir la MGF, desde el respeto a la comunidad masái, cada vez más sensibilizada.

Las chicas llegan a correr distancias de maratón sabana a través para escapar de esta violencia de género

También habrá una carrera de 5 kms. para las más pequeñas, bajo el lema ‘STOP a la mutilación genital femenina’ o ablación.

Siempre según datos de Wanawake, en sus huidas maratonianas las niñas afrontan grandes peligros, los posibles ataques de animales salvajes incluidos; aparte, en circunstancias normales deben recorrer 5 kms. para asistir a clase y 10 kms. para ir a buscar agua.

Las mujeres participantes en la carrera solidaria Wanawake tomarán la salida no para salvar la vida, como las crías, pero sí por éstas y para que ninguna más tenga que salir por piernas por culpa de la MFG, practicada según UNICEF en 30 países de África, Asia y Oriente Medio.

FOTO: CAPTURAS BLOG-WANAWAKE