Las tenistas que disputan la previa, con graves problemas de respiración por lo contaminado del aire.

El desplome en pleno partido de la tenista eslovena Dalila Jakupovic, de 28 años y número 180 WTA, ha provocado duras críticas a la organización del Open de Australia, que arrancará el próximo lunes y cuya previa se está llevando a cabo esta semana en una Melbourne con el aire contaminado hasta niveles altamente peligrosos por culpa de los incendios que azotan el país desde septiembre, cobrándose la vida de al menos 28 personas y de unos mil millones de animales.

Con algún retraso sobre el horario inicialmente previsto y alguna que otra interrupción, los partidos de este martes se disputaron pese a que tanto los médicos como las autoridades habían urgido que no se realizaran actividades físicas al aire libre para no inhalar el intenso humo que está cubriendo la ciudad, “dañino” en términos respiratorios y cardiovasculares.

Tras ganar el primer set (6-4) de su encuentro con la suiza Stephanie Vögele (29 años/número 117 WTA), Dalila se disponía a sacar para intentar llevar el segundo (5-6) al tiebreak cuando de repente se fue al suelo, quedando sucesivamente en cuclillas, arrodillada y sentada, presa de un intenso ataque de tos.


“Pensaba que sufriría un colapso, no podía caminar”, explicó en rueda de prensa posterior a su retirada.

Melbourne, cubierta de una capa de humo de la ola de incendios: los partidos, jugados pese al peligro.

También dijo que “en el calentamiento ya sentí dolor en el pecho” y que a los 25 minutos del partido, que duró 52, “tuve como un ataque de asma, enfermedad que no padezco. Nunca me había pasado algo así, llegué a pasar miedo. No me parece justo que nos hicieran jugar. Estoy enfadada y triste”.

Jakuponic prefirió ‘regalar’ una posible victoria que arriesgarse a que su organismo pudiera sufrir problemas de envergadura: cabe destacar que las imágenes protagonizadas por Dalila, que antes había solicitado asistencia médica por dificultades respiratorias, han sido calificadas de “terribles” y “angustiosas” por medios de comunicación de todo el mundo. En todo caso el vídeo habla por sí solo.


También el duelo entre Genie Bouchard, de 25 años y número 211 WTA, y la china Xiaodi You (23/210) se vio marcado por la pésima calidad del aire de Melbourne, que ha llegado a registrar una concentración alarmante de hasta 361 partículas PM2.5: la canadiense se alzó con la victoria por 4-6, 7-6 (4), 6-1 en tres horas de juego, aunque requirió asistencia médica por un fuerte dolor, producido por lo que describió como “clavos en los pulmones”, durante un time-out oficial.

Mientras, You se vio afectada por calambres e incapacidad para moverse en varias fases del encuentro; hubo momentos en que le faltó fuerza para levantar el brazo y servir debiendo recurrir a saques de cuchara…


Por su parte, Maria Sharapova y Laura Siegemund decidieron, a instancias de la rusa, dar por concluido su enfrentamiento en el Kooyong Classic con 7-5, 5-5 a favor de la alemana en el marcador.

Sharapova (32/nº 145) comentó que “después de dos horas y media con problemas para respirar y tos era el momento de decir basta”, siempre con el OK de Siegemund (31/72) y del juez de silla.

– en todos los casos las jugadoras parecían desorientadas y sintieron náuseas
– las previsiones meteorológicas hablan de chubascos para el miércoles, lo que contribuiría a limpiar el aire
– algunos espectadores llevaron máscaras en las gradas
– alarmada por los problemas de Dalila y las demás tenistas, la ucraniana Elina Svitolina (25 años/número 5 WTA) preguntaba en Twitter “por qué tenemos que esperar a que pase algo malo para tomar medidas”, reproduciendo un gráfico indicativo de la pésima calidad del aire de Melbourne

Imágenes “terribles y angustiosas”, ataques de tos y Maria Sharapova, también afectada en Kooyong.

– y la luxemburguesa Mandy Minella (34/140) se mostró preocupada por el bienestar de los recogepelotas y el personal del Open ‘aussie’


Patrick Mouratoglou, coach de Serena Williams, compartió una foto aérea de Melbourne cubierta por una capa de humo: “La calidad del aire no es la mejor”, escribe en su post


La comunidad del tenis está a la espera de que ahora se tomen medidas para priorizar la salud de jugadoras, jugadores, entrenadores, jueces y todo el personal involucrado en el primer Grand Slam de 2020.

FOTO: CAPTURAS VÍDEOS @ESPNAusNZ / @9NewsMelb

Redacción thechampionsvoice.com