Carla Suárez es una luchadora y un referente dentro y fuera de la pista.

La tenista, que en tiempos de confinamiento y cuarentena no solo lideró un llamamiento en ayuda de los Bancos de Alimentos, sino que además ejerció de voluntaria en uno de los almacenes en Canarias, da muestras ahora de su fortaleza en pleno tratamiento de quimioterapia por el linfoma de Hodgkin que le fue diagnosticado unos días antes de su 32 cumpleaños, celebrado el pasado 3 de septiembre.


Pese al revés, Carla no pierde la sonrisa y ahora está entrenando en casa y en el gym: la propia ex número 6 WTA ha compartido unas imágenes en su Instagram en las que aparece sobre una bicicleta de fitness, levantando pesas y haciendo otros ejercicios de fortalecimiento y resistencia.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Friday workout! 💪🏻🏋🏻‍♀️

Una publicación compartida de Carla Suárez Navarro (@carlasuareznava) el


Son imágenes que transmiten una fuerza de voluntad y una resiliencia admirables, seguramente muy consciente de un día más es un día menos para recibir el alta y para cumplir los sueños aparcados.

FOTO: CAPTURAS @carlasuareznava